La economía neoliberal patriarcal y del porqué el feminismo es anticapitalismo.

“Los humanos, encarnaciones ocultas del bosque, tendrán que desenmascararse de lo humano y enmascararse del saber de las abejas”.

Beatriz Preciado

Fringe-Queer-Film-Fest-Poster (1)

En este post quiero reflexionar sobre las prácticas de lucha contra el sistema económico neoliberal, al cual todas y todos estamos sometidos, viendo cómo y por qué el feminismo sigue siendo en la actualidad un paradigma fundamental en este campo de batalla.

“El anticapitalismo es hoy antripatriarcado”, afirma el filósofo Gustavo Esteva, subrayando cómo el patriarcado, al igual que el capitalismo,  es un régimen sin límites geográficos, de clase, de raza, más bien transversal, adaptable a toda circunstancia: el Fantômas de los sistemas de dominación.

Reflexionando sobre esta misma cuestión, la filósofa Beatriz Preciado argumenta que las primeras máquinas de la revolución industrial no fueron ni la máquina de vapor, ni la imprenta, ni la guillotina… sino el trabajador esclavo en la plantación, la trabajadora sexual y reproductora, y el animal. Las primeras máquinas fueron máquinas vivientes, y fue la explotación de sus cuerpos lo que hizo posible el desarrollo del capitalismo tal y como lo conocemos.

En oposición a estas máquinas vivientes, el pensamiento dominador humanista construyó otro cuerpo, un cuerpo que llamó el cuerpo humano, o sea, un cuerpo que no podía corresponder al de las máquinas vivientes mencionadas anteriormente. Éste debía encarnarse en un cuerpo soberano: el del hombre blanco, heterosexual, sano. Alrededor de este cuerpo se fundaron los principios universales que hasta ahora organizan nuestras formas de vida. Todas las disciplinas, inclusive las ciencias duras, las supuestamente ciencias “objetivas” como la medicina, la biología o la física, están sustentadas sobre dichos cimientos. Tal como se desprende de la historia, la del arte, la de la literatura, la ilustración, la revolución francesa y la revolución industrial, el mundo actual reposa sobre la reducción de los esclavos y de las mujeres al estatus de animal y sobre la reducción de los tres (esclavos, mujeres y animales) al de máquina reproductora.

El feminismo es uno de los movimientos que ha desvelado las raíces coloniales y patriarcales de estos principios universales creados por dicho humanismo dominante.

Por ello, el reto de encontrar un nuevo sistema que organice la vida de modo diferente a lo instaurado por la modernidad capitalista, no puede prescindir de repensar la relación entre lo humano y lo natural. Del mismo modo, implica repensar el cuerpo y las jerarquías entre los cuerpos, repensar el estatus de máquina productora, reformular hasta nuestra vida interior, emotiva e incluso, nuestras elecciones sexuales y sentimentales.

En este espacio quiero simplemente reflexionar sobre el rol que tienen movimientos como el feminismo y el movimiento queer con su cuestionamiento del sistema patriarcal y sus políticas identitarias. Ambos, de hecho, nos dan algunas claves sobre la importancia de superar el individualismo que ha sido creado por este tipo de economía neoliberal para que los distintos agentes de cambio confluyan en la lucha contra dos sistemas de explotación que operan de la mano: el patriarcado y el capitalismo.

En la práctica política ¿cuál es la estrategia identitaria posible para una buena y sana lucha contra el sistema económico vigente?

Si  la modernidad humanista neoliberal en su totalidad ha creado unas tecnologías de la muerte, conocidas como necropolítica – o sea una política en la cual hasta los cuerpos humanos están tratados como mercancías desechables –, que culmina en fenómenos como por ejemplo el feminicidio o el genocidio, el reto del feminismo será inventar una nueva forma de vivir con estas muertes. Quizás en un momento como el actual, es importante recordar lo que una feminista como Judith Butler afirma: el duelo nos reúne a todos en un nosotros y tiene un efecto transformador impredecible. “El duelo permite elaborar en forma compleja el sentido de una comunidad política, comenzando por poner en primer plano los lazos que cualquier teoría sobre nuestra dependencia fundamental y nuestra responsabilidad ética necesita pensar. Si mi destino no es ni original ni finalmente separable del tuyo, entonces el nosotros está atravesado por una correlatividad a la que no podemos oponernos”.

Si el mundo se torna cadáver es necesario empezar por transformar la necropolítica en una estética. No son muertes aisladas, individuos lejanos, sino un mundo que muere.

Como ejemplo de esta creación de un nuevo nosotros nacido a partir del duelo tenemos el ejemplo del subcomandante Marcos, uno de los símbolos modernos del anticapitalismo, quien escribió una carta abierta para anunciar su muerte, en la que dice lo siguiente: “Pensamos que es necesario que uno de nosotros muera para que Galeano viva. Y para que esa impertinente que es la muerte quede satisfecha, en el lugar de Galeano ponemos otro nombre para que Galeano viva y la muerte se lleve no una vida, sino un nombre solamente, unas letras vaciadas de todo sentido, sin historia propia, sin vida.[1]” Este juego ficcional-político conlleva la idea de que antes de dar vida necesitamos enterrar a los muertos y poner en práctica una alternativa a la política neoliberal y a la egolatría, una alternativa que se oponga a las políticas identitarias que conocemos hasta ahora y que permita que la lucha colectiva siga, sin aferrarse a individuos concretos. De esta forma, se combate lo que la socióloga Ana Esther Ceceña define como “protagonismo de lo humano”, desprivatizando el nombre propio y comenzando un proceso disidente de desubjetivización, colectivizando el nombre y llegando a una desidentificación que necesariamente tiene que ser también de orden sexual y coporal.

Ahora, mientras vemos una composición de muchos movimientos sociales atomizados en sus reivindicaciones, y a los cuales falta un elemento unificador, cabría remitirse al manifiesto del movimiento queer. Éste sigue siendo un paradigma de la liberación de la tiranía de las políticas identitarias, aquellas que son una herramienta normativizante y excluyente, mientras que se abre a las alianzas con los nuevos sujetos que resisten a la normalización y a la exclusión. Antes de la operación Marcos/Galeano el movimiento queer ha sido el que ha inventado un nuevo sujeto capaz de contraponerse al sistema patriarcal, un sujeto que como el agua cabe en todos los vasos sin tener una forma nítida. La enajenación principal a combatir es, antes que nada, nuestro culto cotidiano ético y estético al individualismo, a nuestras singularidades entendidas como separadas e independientes, cabiendo preguntarse cuáles serán las estrategias para encontrar una forma de vida más queer que nos permita transformarnos en colectividad y salir de nuestros pequeños mundos, por lo menos, en algunos fragmentos de nuestras vidas.

El cambio necesario es tan profundo que nos decimos que es imposible. Tan profundo que nos decimos que es inimaginable. Pero lo imposible está por venir. Y lo inimaginable es merecido. ¿Cuál era más imposible e inimaginable, la esclavitud o el fin de la esclavitud? El tiempo del animalismo es el de lo imposible y lo inimaginable.

Beatriz Preciado

POR: VIRGINIA NEGRO

[1] Acá el enlace a la carta:  http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/05/25/entre-la-luz-y-la-sombra/

Butler, Judith, Vidas Precarias, el poder del duelo y la violencia, Buenos Aires: PAIDOS, 2006.

Preciado, Beatriz, Manifiesto contrasexual, Barcelona: Anagrama, 2002.

Un comentario en “La economía neoliberal patriarcal y del porqué el feminismo es anticapitalismo.

  1. Pingback: La economía neoliberal patriarcal y del porqué el feminismo es anticapitalismo. | El Ajiaco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s