¿Por qué la ONU suspende al estado español en igualdad de género?

El pasado día 2 de julio algunos medios de comunicación, desgraciadamente no muchos, se hicieron eco de un inquietante titular. La Organización de Naciones Unidas suspende al estado español en la puesta en marcha de mecanismos para la consecución de la igualdad de género.  El informe del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la discriminación contra las mujeres en la legislación y en la práctica, alerta sobre las condiciones en que éstas se encuentran dentro del territorio español y el retroceso de las políticas de igualdad en los últimos cinco años. El organismo internacional ha mostrado su preocupación y su desaprobación, pues según los datos revelados por este informe, publicado el pasado 17 de junio, el estado español incumple los compromisos que adoptó hace treinta años al incorporarse entre los países firmantes de la CEDAW.

Con este post queremos reflexionar sobre el impacto de este incumplimiento sobre nuestros derechos y dar visibilidad a colectivos y plataformas que trabajan denunciando esta situación

¿Qué es la CEDAW?

La CEDAW (Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer) es un tratado de derechos humanos aprobado por Naciones Unidas y ratificado por España en 1984, cuyo fin es lograr la igualdad entre mujeres y hombres. En él se exige a los estados firmantes que erradiquen cualquier tipo de discriminación por razón de género y que pongan en marcha las medidas necesarias para lograr este objetivo.

El documento incide en el hecho de que las mujeres siguen siendo objeto de importantes discriminaciones y recalca la imposibilidad de garantizar la dignidad y los derechos de las personas si no se corrige esta situación. Por ello, la CEDAW no sólo es un compendio de derechos, sino que recomienda una serie de medidas para que los estados puedan lograr que el concepto de igualdad entre mujeres y hombres se convierta en una realidad dentro de sus territorios.

Como principal novedad con respecto a otros tratados de derechos humanos, la CEDAW no sólo aborda la condición jurídica y los derechos civiles de las mujeres, sino que introducen medidas para garantizar nuestros derechos sexuales y reproductivos y reconoce la importancia de los factores culturales y la “tradición” en las desigualdades de género.

Luces y sombras en los últimos años

Desde hace algo más de dos años, ante la preocupación de varias organizaciones civiles por el incumplimiento de estos compromisos por parte del gobierno español, se crea la Plataforma CEDAW Sombra España. Dicha plataforma integra algo más de 50 organizaciones feministas y por los derechos humanos, que alarmadas por el ensombrecimiento en el panorama de los derechos políticos y civiles de las mujeres en territorio español, trabajan investigando y denunciando esta situación ante el comité de Naciones Unidas.

Con estos objetivos, la plataforma CEDAW Sombra España ha elaborado un informe  que repasa todas las áreas que según la CEDAW son especialmente estratégicas para asegurar la igualdad entre mujeres y hombres: educación, sanidad, violencia de género, ámbito institucional, economía y participación política.

Este informe, que fue presentando a la ONU en septiembre de 2013, confirma los peores presagios: no sólo no se están cumpliendo las prerrogativas de la CEDAW, sino que desde hace acedawproximadamente cinco años se están desmantelando las estructuras y políticas que trabajaban a favor de la igualdad. Tal y como repasaremos a continuación, siguiendo los resultados que aparecen en el Informe Sombra, este retroceso afecta a todas las áreas estratégicas que mencionábamos unas líneas más arriba.

A nivel institucional, el impacto ha sido notable, desapareciendo organismos y redes que trataban de garantizar la igualdad a escala autonómica, nacional e internacional.

Quizá el ejemplo más representativo lo encontramos con la eliminación del Ministerio de Igualdad en el año 2011, que desde 2012 comenzó a operar como Dirección General, a pesar de que se mantuvo sin ningún Plan Estratégico de Igualdad entre Mujeres y Hombres entre enero de ese mismo año y marzo de 2014.

En el plano autonómico, los recortes son claros, pues nos encontramos con una disminución del 32% en los planes de igualdad que aplicaban las distintas comunidades. El panorama es desolador. La Rioja, por ejemplo, no tiene ningún plan de medidas para garantizar la igualdad de las mujeres.

Además ha desaparecido la oficina ONU Mujeres España, que elimina uno de los cauces directos para la representación de las mujeres en este organismo y su participación en procesos políticos de escala internacional.

Falta de recursos para combatir las violencias basadas en el género

unnamed

La primera deficiencia la encontramos en la acepción de “violencia de género” que utiliza la legislación española, que  restrictiva y excluyente,  deja fuera de su ámbito de actuación una gran cantidad de situaciones en las que se ejerce este tipo de violencia. Tal y como explica este artículo , la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, define ésta última como una manifestación de la “discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, que se ejerce sobre éstas por quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”. En este sentido, quedan fuera otro tipo de agresiones como el acoso callejero o la violencia sexual, que al no estar tipificadas como violencia de género, no cuentan con un protocolo definido, lo cual complica el acceso a la justicia.

Por otra parte, los recursos para la protección y el apoyo a quienes la ley define como víctimas de violencia de género, junto con los presupuestos para incentivar la igualdad entre mujeres y hombres, se han ido recortando desde el año 2010, tal y como muestra el gráfico que aparece a continuación.

grafico

Elaboración propia a partir de los Presupuestos Generales del Estado (2010-2015)

Además, estos recursos se distribuyen de manera muy desigual a lo largo y ancho del territorio estatal, lo cual dificulta la situación de mujeres que habitan en zonas de menor riqueza, especialmente en el ámbito rural. Las competencias en la administración y la gestión de los mismos también están transferidas a los gobiernos autonómicos, lo cual nos devuelve un panorama muy desigual según las regiones que analicemos.

A grandes rasgos, las cifras que presenta el Informe CEDAW Sombra son bastante preocupantes: cierre de 9 de las 10 oficinas de atención a víctimas de violencia de género en las Islas Baleares, desaparición del centro de acogida a mujeres en situaciones de dificultad en Málaga o recorte salarial del 15% a las y los trabajadores que atienden a víctimas de violencia de género en Cataluña.

La nueva reforma educativa favorece la segregación y hace peligrar los avances hacia un sistema educativo más igualitario

Haciendo caso omiso de las recomendaciones de la ONU en materia de igualdad y formación del personal docente, la coeducación sigue siendo un tema secundario en la mayoría de los centros educativos. No se exige al profesorado que tenga formación específica en igualdad y en la mayoría de las Comunidades Autónomas no hay programas de formación continua ni permanente relacionados con este ámbito.

Con respecto a los materiales educativos, el informe Sombra denuncia que sigue sin revisarse el sexismo en los libros de texto, en los que prevalece la invisibilización de las mujeres y sus aportaciones en diversas ramas del conocimiento, pues éstas aparecen únicamente en un 7,5% de los contenidos globales de todas las materias.

style=”font-family: ‘Calibri Light’, serif;”>Tras la aprobación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en el año 2013, se elimina definitivamente  la asignatura de Educación para la Ciudadanía, materia en la que se abordaba de forma directa la igualdad entre mujeres y hombres y se educaba en la prevención de las múltiples violencias basadas en el género.

colegiosEsta misma ley, la LOMCE, no reconoce como discriminatoria la segregación por sexos en colegios concertados. Durante el pasado curso escolar, el Ministerio de Educación subvencionó 54 centros que segregaban por sexo a su alumnado . El propio texto de la ley ha sido redactado utilizando un lenguaje sexista.

 

La reforma del Sistema Nacional de Salud acometida durante 2012 transforma las características del sistema sanitario y elimina la universalidad de la atención, lo cual afecta especialmente a mujeres en situación de mayor vulnerabilidad. Es el caso de las mujeres migrantes sin documentación regular, que ya han perdido su tarjeta sanitaria en 873.000 casos. Esta  situación se agrava en el caso de aquellas que además de no poseer documentación, son víctimas de la trata de personas, pues los servicios de atención primaria suponían uno de los principales canales para identificar y denunciar este tipo de redes de explotación.

Por otra parte, y a pesar de que el anteproyecto de ley que el gobierno popular presentó en 2013 se haya paralizado, la actual Ley sobre Salud Sexual, Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo, sigue sin garantizar el pleno derecho de las mujeres a decidir y planificar su salud. Una vez más, las diferencias entre Comunidades Autónomas son alarmantes, pues la dotación para las Interrupciones Voluntarias del Embarazo es muy desigual. En Aragón, Extremadura, Castilla la Mancha y Castilla y León no se realizan IVEs en ningún centro público, de modo que sólo es posible acceder a este derecho en la red privada. Por otro lado, la autonomía de las jóvenes de 16 y 17 años para decidir sobre su embarazo ha sido eliminada, siendo necesario el acuerdo y consentimiento de sus tutores legales.

También en el acceso a los tratamientos de reproducción asistida el sistema público es altamente discriminatorio con las mujeres. La normativa actual declara que la sanidad pública sólo financiará este servicio siempre y cuando haya “un diagnóstico de esterilidad o una “indicación clínica establecida””, lo cual dificulta enormemente la posibilidad las mujeres lesbianas o sin pareja para recibir atención fuera del sistema privado.

Algunos interrogantes pendientes

Para conocer en profundidad la dimensión y el impacto de los recortes o el desmantelamiento de programas que llevan al gobierno español al incumplimiento de su compromiso con la CEDAW, os invitamos a visitar el blog de la plataforma CEDAW Sombra España, donde se explica con mucho más detalle esta situación. Si os animáis a revisar el informe recientemente elaborado desde la plataforma y que hemos presentado parcialmente en este post, os sugerimos que lo hagáis planteándoos algunas de las siguientes preguntas. ¿En qué se justifica el desmantelamiento de las estructuras, políticas e instituciones que trabajan por la igualdad entre mujeres y hombres? ¿Por qué estamos experimentando este retroceso? ¿Es adecuado hablar sólo de “recortes económicos” o más bien deberíamos hablar de “recorte de derechos”? Es decir, ¿por qué además de reducir presupuestos destinados a instituciones que trabajan por la igualdad se modifican planes educativos o derechos sanitarios que habían supuesto una clara mejora en la situación de las mujeres? ¿Por qué no hay programas de acción específicos contra la violencia sexual en cualquiera de sus formas?  ¿Es todo esto una consecuencia de la crisis económica? ¿Qué papel juegan la privatización y el avance de políticas neoliberales en el bienestar de la ciudadanía? ¿Afectan de manera específica a las mujeres y suponen un obstáculo en su igualdad con los hombres? ¿Qué otros factores culturales y sociales están incidiendo en la devaluación de la igualdad como meta para una sociedad más justa? Parece que es tiempo de seguir reflexionando, sobre todo después de un verano donde una alarmante cantidad de asesinatos machistas nos recuerdan una vez más que la igualdad de género está por alcanzar.

Por PAULA PÉREZ SANZ 

FUENTES Y ARTÍCULOS DE INTERÉS

Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres

http://www.un.org/womenwatch/daw/cedaw/text/sconvention.html

Diario El País, 18 de julio de 2013. “Excluidas lesbianas y mujeres solas de la reproducción asistida pública”

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/07/18/actualidad/1374178125_262676.html

Plataforma CEDAW Sombra España

https://cedawsombraesp.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s